nota
  • Hora10:50 Hs.
  • 29/10/2013
Política

Los legisladores provinciales del Frente de Izquierda se presentan: quiénes son y qué harán

El FIT logró una banca en el Senado y tres en la Cámara Baja. El primer proyecto será que los funcionarios cobren igual que un docente. Sus planes contra el trabajo en negro y el déficit de casas.


Que el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) ha dado una sorpresa en las elecciones legislativas del domingo es algo que se ha dicho bastante y, seguramente, se seguirá analizando. Para comenzar a darles forma a las propuestas que algunos de los dirigentes de este espacio empezarán a poner en práctica, El Sol entrevistó a los cuatro legisladores provinciales que han logrado conseguir una banca.

En total, el FIT colocó un diputado nacional, que es Nicolás del Caño, y, además de tres diputados provinciales y una senadora provincial, este frente integrado por el Partido de Trabajadores Socialistas (PTS) y el Partido Obrero (PO), también puso un concejal en Luján, Godoy Cruz, Guaymallén, Las Heras, Maipú y San Martín.

En tanto, quienes ingresarán a la Legislatura provincial son Noelia Barbeito (senadora), Cecilia Soria, Martín Dalmau y Héctor Fresina (diputados).

Perfiles y propuestas

Noelia Barbeito tiene 32 años, es profesora de Historia, tanto en colegios secundarios como en la universidad, y comenzó a militar en el 2000.
“Mi papá trabajaba en YPF y lo trasladaron a Neuquén, y allí comencé a militar en el PTS mientras estudiaba. Allí surgió el problema con la fábrica Zanon y fue en ese momento cuando comencé a meterme en política”, indicó, y luego agregó que, tras la crisis institucional del país en el 2001, fortaleció su participación.

“Tengo entendido que vamos a asumir nuestras bancas recién el año próximo. Nosotros en la campaña lo hemos venido diciendo y, cuando asumamos, lo primero que vamos a hacer es que los legisladores, como además los otros funcionarios, ganen igual que una maestra o que un trabajador. Este proyecto ya se ha presentado en Neuquén y lo ha hecho Raúl Godoy, un diputado provincial nuestro. Y en todas las bancas que entremos vamos a llevar esta misma idea. Esto está ligado, además, a que las sesiones en la Legislatura provincial, básicamente, comienzan en mayo”, expresó.

“Más aún, este proyecto tiene que ver con terminar con los privilegios de una casta política que, por cobrar altísimos sueldos, entre otras cosas, deja de tener contacto con los trabajadores, con los jóvenes y con el pueblo. En Mendoza, el promedio de ingreso de los trabajadores está en 3.500 o 4.000 mil pesos. Muchos políticos durante la campaña dicen que parte de lo que cobran lo donan y, entonces, nosotros creemos que es mejor fijarse un ingreso como el de los trabajadores, debe hacerse por ley. No debe ser declamativo nomás”, agregó.

“Nuestro crecimiento creo que tiene que ver con el fin del ciclo kirchnerista, ya que durante la década que se llama ganada, muchos trabajadores y jóvenes, si bien han accedido a algunos derechos, ha sido de forma limitada y precaria. Y los empresarios, como dijo la presidenta (Cristina Fernández de Kirchner), se la llevaron en pala. Muchos dijeron que nosotros eramos el voto bronca, pero está claro que la gente está votando a la izquierda, no a cualquier otra opción”.

Cecilia Soria es estudiante de Sociología, tiene 22 años y comenzó a militar en el 2011 en el PTS.

“Conocí al partido en la universidad, y luego viajé a Neuquén para conocer la experiencia de la fábrica recuperada de Zanon, cuando estaban cumpliendo diez años”, señaló.

“Nuestro primer proyecto, cuando asumamos en la Legislatura, tiene que ver con equiparar lo que gana un funcionario al nivel de lo que percibe una maestra. Esto no es imposible y debe dejar de haber una casta millonaria que no tiene ni idea de cómo vive un trabajador. Nuestras bancas van a ser lugares donde van a estar representados tanto los trabajadores y los jóvenes como también las mujeres. Vamos a trabajar sobre el tema de la trata de personas, sobre la precarización laboral y sobre los abusos policiales como el gatillo fácil”, explicó.

“Por qué hemos crecido políticamente, creo que se debe a una mezcla de situaciones. Por un lado, hay un hartazgo hacia los partidos tradicionales y no representan los intereses de los trabajadores. Además, ha habido un esfuerzo de muchos años de militancia y en el último tiempo, mediante el boca a boca, la gente nos ha apoyado. No tenemos la estructura de los otros partidos, y la gente nos ha ayudado mucho”, expresó la joven.

Martín Dalmau (PO) tiene 40 años, es profesor de Historia en un colegio secundario de Las Heras y milita desde el 2003. Comenzó en el Polo Obrero y participaba en las asambleas populares y en los comedores comunitarios.

“Tenemos un proyecto que ha presentado la banca de izquierda en Neuquén y que apunta a combatir el trabajo en negro. Este es una de las primeras propuestas que quisiéramos traer a Mendoza. La idea es terminar con la precarización laboral, con los contratos basura. Por ejemplo, acá, los trabajadores municipales tienen contratos que se renuevan cada tres meses. Tenemos que terminar con todo esto”, comentó.

“Desde nuestro bloque también queremos impulsar que la Corte provincial se defina por la constitucionalidad de la ley 7.722, ya que hay muchos recursos presentados, creo que once, en contra de esta norma. Queremos que la Justicia se defina a favor de esta ley”, comentó.

“Creemos que un avance de la izquierda se debe a una rebelión popular que esta vez se ha expresado mediante el voto. También tiene que ver con cómo se enfrenta la crisis internacional, y un ejemplo es lo que ha sucedido hace poco en las manifestaciones en Brasil o lo que pasó con la primavera árabe, además del caso de los estudiantes chilenos, y Argentina no es una isla dentro de este contexto. Lo interesante es que antes que la crisis capitalista impacte de lleno en Argentina, los trabajadores han elegido unirse a la izquierda para enfrentar este problema”, añadió.

Hector Fresina (PO), tiene 45 años, es trabajador bancario, se desempeña como cajero en el Banco de la Nación Argentina, en la sucursal de la plaza de Godoy Cruz.

“Milito desde los 15 años, más o menos, comencé en 1984 o en 1985”, contó.

“Nosotros hemos planteado una lucha contra toda forma de precarización laboral. Esto es un eje fundamental para nosotros. También vamos a tener un planteo sobre la cuestión salarial, es decir, que haya un salario mínimo que cubra las necesidades de la canasta familiar en toda la provincia. Por otro lado, queremos avanzar sobre el tema de la vivienda, ya que en la provincia tenemos más de 120 mil familias sin casa propia, y la única forma en la que creemos que se puede solucionar esto es con un fuerte impuesto al capital inmobiliario, a la especulación, al juego y a las grandes fortunas. De esta forma sí se podrán construir viviendas en el marco de un plan de desarrollo urbano en toda Mendoza”, indicó.

“Hay una decepción y un desencanto de enormes sectores que antes votaban al Frente para la Victoria. Creo que se han visto defraudados por una política cada vez más derechista del Gobierno, es decir, pro capitalista. El tema del acuerdo con los fondos buitres, el pacto con la petrolera Chevron y la designación de Milani al frente del Ejército, que tiró por tierra todo discurso a favor de los derechos humanos. También, la política de mano dura y la idea de endurecer las penas, bajando la edad de imputabilidad de los menores. Es decir, el Gobierno ha ido tomando el programa de la oposición de derecha, tanto en la Nación como en la Provincia. Entonces, hay una base del peronismo que no está dispuesta a seguir acompañando estas políticas, y ha visto a la izquierda como una propuesta sólida y con un perfil independiente. Y cuando digo independiente, es tanto del Gobierno como de la oposición tradicional y patronal”, concluyó.

Visitas

Comentarios

IAB
ComScore