nota
  • Hora12:16 Hs.
  • 09/03/2010
SIGUE LA POLÉMICA

Un juez anuló el primer casamiento homosexual de Buenos Aires

El magistrado Félix Igarzábal aceptó una presentación particular que pidió la nulidad del casamiento entre Damián Bernath, de 39 años, y Jorge Salazar Capón, de 43, por considerar que la boda violó el Código Civil.


Un juez ordenó anular el matrimonio entre dos hombres contraído en Buenos Aires la semana pasada, que supuso el segundo casamiento homosexual en Argentina y el primero en la capital del país, informaron hoy fuentes judiciales.

El magistrado Félix Igarzábal aceptó una presentación particular que pidió la nulidad del casamiento entre Damián Bernath, de 39 años, y Jorge Salazar Capón, de 43, por considerar que la boda violó el Código Civil, precisaron los portavoces a la prensa.

El denunciante, Ernesto Lamuedra, adujo que el Código Civil sostiene que para la existencia de un matrimonio es indispensable el consentimiento de "hombre y mujer".

El juez ordenó que se suspenda el matrimonio y que la pareja devuelva la libreta de casamiento, medida que seguirá en veremos hasta que el asunto se dirima en otras instancias judiciales, indicó Florencia Kravetz, la abogada de la pareja homosexual, al diario bonaerense La Nación.

"Hasta que no estén la notificación formal y la sentencia en firme, no se puede anular el acta (matrimonial) ni devolver las libretas", apuntó.

"A mis clientes no les asusta esta embestida, sabían que en algún momento iban a venir con alguna ridiculez como ésta", agregó Kravetz.Bernath y Salazar consiguieron su objetivo de casarse la semana pasada gracias a la autorización de la jueza en lo Contencioso Administrativo de Buenos Aires Elena Liberatori.

"En nuestro caso el matrimonio fue un rápido trámite y esperemos que otras parejas puedan tener las mismas facilidades", había comentado Salazar en una rueda de prensa ofrecida tras la ceremonia civil.

El Arzobispado de la capital argentina y abogados católicos habían pedido al Gobierno de la ciudad que apelara el fallo de la jueza Liberatori, pero las autoridades no aceptaron esa solicitud.

Lo mismo habían hecho en noviembre pasado cuando Gabriela Seijas, otra juez en lo Contencioso Administrativo de Buenos Aires, dio luz verde al matrimonio entre Alex Freyre y José María Di Bello.

No obstante, este enlace no pudo celebrarse el día en que estaba previsto, porque Marta Gómez Alsina, una juez civil con competencia nacional, anuló la resolución de su colega de Buenos Aires.

Freyre y Di Bello lograron casarse el 28 de diciembre pasado en Ushuaia, capital de la provincia de Tierra del Fuego, gracias a un decreto del Ejecutivo de ese distrito sureño que ha sido motivo de una demanda de nulidad presentada por un grupo de abogados católicos.

El de Freyre y Di Bello, el primer matrimonio gay de Latinoamérica, ha sido respaldado por el Instituto Nacional contra la Xenofobia y el Racismo, cuyo director, Claudio Morgado, fue uno de los testigos.

Más de 60 parejas de homosexuales han presentado peticiones de amparo para poder casarse en Argentina, donde actualmente en cuatro ciudades está permitida la unión civil entre personas del mismo sexo.

Visitas
Comentarios
IAB
ComScore