nota
  • Hora11:03 Hs.
  • 27/03/2013
Godoy Cruz

Cayó otra vez el "Cholín" y ya son cuatro los "angelitos de la Yaqui" en una celda

Se suma al "Pitu", hermano y mano derecha de la presunta jefa narco, "Cara Cortada" y "Arielito". Cronología de la guerra de bandas en el oeste godoicruceño.


"De lo que estamos seguros es de que no se trató de un suicidio", había señalado una alta fuente judicial en referencia al homicidio de Emiliano?Pilu Quintero, el chico de 17 años que fue hallado muerto sobre una cama el sábado 16. Presentaba un tiro en la cabeza, y su cuerpo yacía en una vivienda del Campo Papa en Godoy Cruz.

Tras varias averiguaciones, testimonios y pruebas, los pesquisas llegaron a los mismos sospechosos: los angelitos de la Yaqui, es decir, los jóvenes que siguen las órdenes de la presunta jefa narco del oeste de ese departamento, identificada por la Policía como Yaquelina Vargas.

Como principal autor del crimen, ayer por la mañana, personal policial detuvo al Cholín, un joven de 17 años que ya había sido capturado por otros hechos en esa conflictiva zona. Con esta detención, ya son cuatro los "soldaditos" que están tras las rejas por diferentes asesinatos que se habrían perpetrado por la lucha entre bandas por el control de venta de drogas en esa barriada.

El homicidio del Pilu generó dudas en los investigadores, ya que en la escena del hecho de sangre sólo encontraron una vaina servida de una
pistola calibre 9 milímetros que fue recogida por Policía Científica. 

Sin embargo, fueron pocos los testigos que declararon en la causa que instruye el fiscal Gustavo Fehlmann y por ese motivo no lograron determinar correctamente lo que sucedió en ese domicilio. Pero de lo que tenían la certeza los sabuesos era de que no se trataba de un suicidio porque nunca encontraron el arma homicida y, por lo tanto, apuntaron hacia los jóvenes sicarios de la Yaqui porque fue con ellos con quienes Quintero estaba en el domicilio.

Entre los sospechosos estaban el Fede –un joven que quiere el poder de la barriada tras las detenciones del Cara Cortada y el Arielito–, otro muchacho de nombre Juan Pablo, un tal Míster Popo y el Tuchi. 

Además, mencionaron al Junior y el Jonny. Estos últimos son los sobrinos de la Yaqui y el segundo de ellos, al parecer, resultó herido en un brazo cuando Quintero recibió el disparo fatal. Pero entre los jóvenes también estaba el Cholín, un adolescente de 17 años que había sido detenido el miércoles 6 de febrero por estar señalado por el intento de homicidio de Sebastián Daniel Moreno, un joven de 19 años que estaba el 15 de enero en la casa de su novia en calles Chuquisaca y Martín Fierro del barrio Susso y recibió un tiro en la nuca pero salvó su vida.

Además, estaba nombrado por el crimen de Matías Bazán (22), perpetrado el 18 de enero en el cruce de calles Salvador Civit y Asia, del barrio Ruiseñor, de Godoy Cruz, pero de este expediente fue separado porque no había pruebas suficientes y recuperó la libertad. Sin embargo, el último homicidio, el del joven Quintero, lo volvió a tener en escena y, tras las averiguaciones y tareas de Inteligencia
Criminal, uniformados de la Unidad Investigativa de esa comuna fueron tras sus pasos. Ayer por la mañana, el Cholín fue capturado en una vivienda de calle Sargento Cabral, del Papa. 

En otro procedimiento en esa barriada también fueron detenidos Gustavo Espinillo (32) y Rubén Abaca (25). En la casa secuestraron dos chalecos antibalas, un revólver calibre 38 largo, un cargador de una ametralladora PA3 y proyectiles de calibres 38, 22, 45, 11,25 y 32.
Además, incautaron un cartucho de escopeta 12.70, vainas servidas de calibre 9 milímetros, una moto Motomel 250cc con pedido de captura y autopartes de un Fiat Duna que fue robado en Villa Hipódromo.

El Cholín quedó detenido y ayer por la tarde fue imputado en la Oficina Fiscal Nº4 de Godoy Cruz por averiguación homicidio, señalaron fuentes judiciales.

Los detenidos. Además del Cholín, también están tras las rejas el Cara Cortada (17), quien fue detenido el 1 de diciembre del año pasado, y el Arielito, capturado el sábado 12 de enero en el segundo barrio Gas, de Godoy Cruz. El joven tenía en su poder una pistola 9 milímetros.

Ambos están señalados de matar a Rubén Cáceres (31) el miércoles 3 de octubre en el Campo Papa, cuando la víctima fue decapitada e incinerada y fue identificada por un tatuaje del Gauchito Gil. Por este crimen también fue detenido el jueves 7 de este mes en el carril Rodríguez Peña Ariel Pitu Vargas (29).?Si bien este hombre no está nombrado como uno de los angelitos, se trata del hermano y mano
derecha de la Yaqui y es quien, al parecer, controlaba los negocios de la mujer de 39 años en esa zona.

Otro caso por el cual están involucrados los dos adolescentes es el crimen de Luis Peluquín Herrera (31), asesinado en su casa del San Vicente el 18 de octubre.

Herrera era el padre del Cholín, quien, a pesar de la muerte de su progenitor, continuaba como miembro de la banda. La víctima, según sostiene la investigación, habría prestado un arma al bando contrario, el que integraban los hermanos Marcelo (19) y Daniel (30) Pavés, también acribillados por estos dos jóvenes el sábado 24 de noviembre en el San Vicente. En un primer momento se creyó que Herrera había sido ultimado por una discusión de tránsito.

Con estas detenciones, ya son cuatro los miembros de la banda que están detenidos, pero los conocidos del tema señalaron que hay, al menos, otros 15 miembros más. 

Visitas
Comentarios
IAB
ComScore