nota
  • Hora09:00 Hs.
  • 12/02/2013
EDITORIAL

Aludes: trabajar sobre lo aprendido

Tras las consecuencias que dejaron en alta montaña los deslizamientos, es importante contemplar un plan de contingencia para evitar volver sobre la improvisación.


Hace años que los aludes en alta montaña no tienen tanto protagonismo. Tal vez porque la naturaleza no había golpeado tan duramente o quizá porque las consecuencias no habían sido tan evidentes.

Lo cierto es que, pasada la urgencia del momento y solucionados los inconvenientes más graves, es hora de comenzar a mirar hacia adelante y contemplar un plan de contingencia ensayado y aceitado, y que no haya que recurrir a la improvisación, por mejor voluntad que exista.

De eso se trata la experiencia, de poder aprender de las vivencias y saber qué decisiones se deben tomar en el futuro.

También fue un llamado de atención para que los municipios involucrados se comprometan más en el control de desarrollo urbano de zonas potencialmente peligrosas, porque esta vez no hubo que lamentar víctimas, pero no se puede esperar la misma suerte para la próxima. 

Visitas
Comentarios
IAB
ComScore