nota
  • Hora01:18 Hs.
  • 15/11/2012
JUZGADO POR SER AUTOR INTELECTUAL DE UN ASESINATO

?A mí no me dicen Gato, eso lo inventó la prensa, es una ofensa?

El sindicado jefe narco comenzó a ser juzgado por un crimen en el barrio La Gloria. Escuchas lo comprometen junto al Hueso Morales. Hoy declaran peritos.


El sindicado jefe narco Marcelo Gato Araya (36) llegó ayer a la sala de debates de la Quinta Cámara del Crimen para enfrentar el primero de una serie de juicios en su contra que se desarrollarán este año y se lo vio muy tranquilo. No habló demasiado, pero algo dijo ante el tribunal. "A mí no me dicen Gato, es un invento de la prensa, es una ofensa que me digan así", aseguró cuando se le preguntaron para confirmar la identidad y sus datos filiatorios. Vestía una impecable camisa blanca con franjas celestes y su pelo lucía muy corto. Héctor Hueso Morales, llevaba puesta una prenda similar, pero amarilla. El primero está acusado de ser el autor intelectual del crimen de Eduardo Exequiel Salas (32), ocurrido el 4 de enero del 2010 en el popular barrio La Gloria de Godoy Cruz , y el segundo, de perpetrarlo por orden de su "jefe".

El debate oral y público –a pesar de esto sólo ingresó la prensa– tiene como prueba contundente las escuchas telefónicas que ordenó el juez federal Walter Bento por el tráfico de drogas contra la banda delictiva que sostienen las investigaciones lideraba Araya y que permitieron conocer quién ordenó el homicidio de Salas y el sujeto que ejecutó el plan en la vía pública. No sólo develaron este asesinato y los movimientos de la organización criminal con respecto a la venta de drogas, sino también el doble homicidio de El Carrizal, cometido diez días después del citado.

En la primera jornada de debate, declararon tres testigos –entre ellos el sobreviviente del ataque– y no aportaron demasiado (ver aparte). Previamente, el primer piso de tribunales se llenó de policías para custodiar y evitar inconvenientes. Luego, los fiscales Javier Pascua y Claudia Ríos –investigó el crimen de Salas– descartaron a varios declarantes y hoy será el turno de los efectivos que realizaron las escuchas de explicarles a los presentes cómo se inició la "pinchadura de teléfono". Después de este aporte, es probable que se inicien los alegatos de las partes y se conozca la sentencia. Sin embargo, fuentes de la causa informaron que es muy probable que la defensa de los imputados, a cargo de los abogados Alejandro Acosta (Araya) y Enoc Ortiz (Morales), pida la nulidad de las mismas.

La pesquisa nació en los Federales. Seguían a Araya como líder de una banda de narcos y trascendió su vinculación con Daniel Rengo Aguilera, ex jefe de la barra del Tomba, y el por qué de su enemistad. De las intervenciones se desprende que el Gato estaba al frente de una organización que llevaba drogas hacia Chile y otros puntos de nuestro país en camiones y que Aguilera también lo hacía en esos vehículos. "Pero sus cargamentos comenzaron a ser más grandes que los de Araya, para demostrar poder, y esto generó la bronca entre ellos", explicó una fuente judicial a El Sol.

Además de que habla de su rivalidad barrial y de su enojo porque uno de los integrantes de su organización criminal no mató a Aguilera cuando salía de un gimnasio, Araya cuenta cómo fue el asesinato de Salas. Una hipótesis sostiene que este hombre de 32 años era cercano a él y que fue ultimado con el objetivo de dar un mensaje a otros miembros de su gavilla, ya que "algunos se negaban a ejecutar las órdenes que daba", agregaron los pesquisas.

Por las escuchas también se conoció cómo se organizó y llevó a cabo el doble crimen de El Carrizal, ocurrido el 15 de enero del 2010. Dos obreros que trabajaban en una obra de la familia Aguilera, identificados como Darío Chancha Echeverría (28) y José Chirola Escudero, fueron acribillados al parecer por la bronca entre las bandas. En las comunicaciones, Araya sería el autor intelectual y el mismo Hueso Morales, junto con su hermano Juan Manuel y Ricardo Ervidia, como autores. El juicio por este caso será en febrero. 

Visitas
Comentarios
IAB
ComScore