nota
  • Hora18:07 Hs.
  • 25/12/2011
Ex militar carapintada

Bolivia detuvo y entregó a la Argentina a un represor prófugo

La policía boliviana detuvo y expulsó a Luis Enrique Baraldini, prófugo de la justicia argentina desde 2003 por violaciones a los derechos humanos, informó el ministro de Gobierno, Wilfredo Chávez.


Luis Baraldini, un ex militar "carapintada" que se desempeñó como jefe de la Policía de La Pampa durante la dictadura, fue detenido ayer en Bolivia y extraditado hoy, para enfrentar en la justicia acusaciones por delitos de lesa humanidad.

El ex coronel fue detenido ayer por la policía aeroportuaria en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, donde permanecía prófugo de la justicia argentina desde hace ocho años.
Esta mañana el ministro de Gobierno de Bolivia, Wilfredo Chávez, informó que el ex militar fue expulsado esta madrugada de su país.

 

"Hoy en la madrugada se concretó la expulsión del señor Baraldini. Fue entregado a autoridades argentinas en (la localidad boliviana de) Bermejo", fronteriza con la provincia de Salta, dijo el ministro Chávez a la agencia de noticias AFP.

 

Baraldini logró sortear en 2010 el juicio contra los represores pampeanos responsables de la Sub Zona 14 que operaba en la provincia.

 

Sin embargo, durante ese debate fueron condenados varios de sus subalternos durante la dictadura, por detenciones ilegales y torturas. El detenido tiene que enfrentar graves acusaciones por delitos de lesa humanidad y será sometido a un proceso de extradición, para que finalmente puedan juzgarlo los tribunales argentinos.

 

Durante la dictadura militar, Baraldini se convirtió en jefe de la policía provincial y tuvo a su cargo la parte operativa del grupo de tareas que funcionó en La Pampa.

 

Luego de cumplir funciones en La Pampa, Baraldini fue trasladado en los años ochenta como agregado militar en Bolivia, donde fue profesor de oficiales de ese país.

 

En 1984, fue detenido cuando se investigaban las torturas y secuestros en la provincia, pero fue liberado y la causa judicial no prosperó cuando se dictaron las leyes del perdón.

 

Baraldini permanecía desde hace años en Bolivia, en la zona sur del país vecino, e incluso fue condecorado por los militares bolivianos y tenía una escuela de equinoterapia en Santa Cruz de la Sierra.

 

El ministro de Gobierno Chávez había precisado que ayer al mediodía fue detenido Baraldini "sobre quien pesa una orden de captura que fue ejecutada por las fuerzas de inteligencia del Estado".

 

Ante la prensa boliviana, el ministro Chávez dijo que el militar pampeano se movilizaba "con el nombre falso de Marco Antonio Aponte" y documentación falsificada, tras lo cual "fue expulsado" hacia Argentina.

 

La Justicia federal nunca dejó de buscarlo y tenía librada una orden de captura internacional contra el acusado.

 

El Estado argentino ofreció una recompensa de 100 mil pesos por información que permitieran la detención del ex militar, según consta en la página del Ministerio de Justicia.

 

Desde su fuga en noviembre de 2003, cuando se reabrió la causa que investiga los secuestros y torturas cometidos en la provincia, se suponía que Baraldini permanecía en Bolivia, y allí estuvo como agregado militar desde el año 1980 hasta 1982.

 

En Santa Cruz de la Sierra, una ciudad de más de 500 mil habitantes, Baraldini fue comisario de pruebas de varios campeonatos de la especialidad ecuestre, según la prensa boliviana.

 

A pesar de estar prófugo, en 2005 fue condecorado por el Círculo de Oficiales del Ejército boliviano con la Gran Cruz por "sus méritos personales, profesionales y vocación de servicio a favor del Arma de Caballería".

 

En sus apariciones públicas, Baraldini utilizó entonces su apellido materno, Pellegri.

 

El 3 de diciembre de 1990, Baraldini fue uno de los oficiales "carapintadas" que encabezó la sublevación organizada por el coronel Mohamed Alí Seineldín, y su misión fue ocupar el Regimiento de Patricios del barrio porteño de Palermo. Baraldini fue condenado por el hecho y cumplió prisión en Campo de Mayo, en Buenos Aires, hasta que fue indultado por el presidente Eduardo Duhalde en 2002.

 

En octubre de 2003 se reabrió la causa que investigaba los delitos de lesa humanidad en La Pampa y fueron detenidos doce ex oficiales de la Policía y ex oficiales del Ejército, pero Baraldini nunca había sido hallado. 

Visitas
Comentarios
IAB
ComScore