nota
  • Hora08:25 Hs.
  • 16/11/2011
SEGUNDA PARTE

Celulares en la escuela: educar a la Generación Einstein

Mientras algunos investigadores consideran que la nueva cultura digital termina estupidizando a las nuevas generaciones, otros sostienen que las hace más inteligentes, rápidos y sociales. El debate entre escépticos y entusiastas sigue, mientras los chicos continúan interactuando solos en la ?Galaxia Internet?.


    Desde algunos ámbitos académicos relacionados con las ciencias de la educación y la conducta se argumenta sobre el incremento de la "torpeza" en la generación de chicos que utiliza actualmente internet y la telefonía móvil. También la televisión ha sido acusada desde sus inicios de estupidizar a los televidentes, pero los defensores de internet son categóricos al manifestar que se trata de actividades totalmente opuestas. Frente a la TV se es un espectador pasivo, mientras que ante la PC los chicos son los que crean la información.

    Mark Bauerlein, autor de La generación más tonta: cómo la era digital estupidiza a los jóvenes estadounidenses y pone en riesgo nuestro futuro. O no confíes en nadie menor de 30, ya deja claramente expresado en el título de su libro lo que piensa acerca de las generaciones interactivas. Junto con Nicholas Carr, autor del artículo ¿Google nos está volviendo estúpidos?, forman parte de un grupo de investigadores y ensayistas que acusan a internet de la degradación cultural a la que promueve su uso.

    Denuncia que la red ha debilitando poco a poco la capacidad de concentración y contemplación y alerta de los cambios que pueden producirse con relación a la manera como leemos y pensamos, al "estar readiestrando nuestros cerebros para recibir información de manera muy rápida y en pequeñas porciones".

    Por su parte, el escritor peruano Mario Vargas Llosa, luego de leer Superficiales (2011), el último libro de Carr, expresó que de ser ciertos estos argumentos, "la robotización de una humanidad organizada en función de la inteligencia artificial es imparable" (diario El País 31/07/2011).

    Defensores de internet y las nuevas herramientas tecnológicas, como el inventor Raymond Kurzweil y el profesor John McEneaney, de la Universidad de Oakland (EEUU), opinan que no es correcto oponer cerebro y tecnología ya que deben complementarse en beneficio del hombre. A ellos se suma el experto internacional en nuevos medios Don Tapscott, quien, sin dudarlo, declara que los jóvenes de hoy son la generación más capaz, talentosa e innovadora de todos los tiempos.

    Tapscott realizó una investigación con más de 11 mil entrevistas (incluyendo América latina), y dio como resultado un libro que contrasta absolutamente con el de Bauerlein: Criados en la era digital. ¿Cómo la generación de la red está cambiando el mundo? Estamos refiriéndonos a aquellos jóvenes que nacieron entre 1977 y 1997 y se caracterizan por ser la primera generación en haber crecido rodeada de tecnologías digitales. En el 2011, el primero de ellos está cumpliendo 34 años y el más joven, 14.

    Según los expertos, pueden realizar múltiples tareas simultáneamente y han aprendido a manejar grandes cantidades de información. Son creativos, ya que cuando escriben en un blog y publican un video, sintetizan información y proponen nuevos puntos de vista. Tapscott asegura que tienen una cultura muy diferente de la de los adultos: de colaboración, de transparencia, de velocidad, de personalización, y asegura en una entrevista, que se trata de la generación más inteligente de la historia, y que si somos capaces de escucharlos "ellos nos enseñarán el futuro".

LOS CHICOS EINSTEIN. El término Generación Einstein (GE) aparece por primera vez en el libro Generación Einstein: más listos, más rápidos y más sociales, de Jeroen Boschma e Inez Groen (2006). Estos investigadores holandeses presentan los resultados de un estudio realizado por la agencia de comunicación Keesie durante 10 años y que inclu- Mientras algunos investigadores consideran que la nueva cultura digital ter nuevas generaciones, otros sostienen que las hace más inteligentes, rápidos escépticos y entusiastas sigue, mientras los chicos continúan interactuando yó conversaciones con jóvenes nacidos a partir de 1988. Pero, ser la primera generación digital por excelencia acostumbrada a consumir información en cualquier lugar y momento, tiene consecuencias. A saber:

1) Cuestionamiento de la autoridad: la posibilidad de acceder a múltiples fuentes de información, ha desautorizado ante ellos a los monopolios tradicionales del conocimiento que se apoyan en los medios de comunicación y las autoridades en general. Para la GE estos pasan a ser una fuente de información más. No aceptan imposiciones, sólo evidencias.

2) Prácticos y críticos: conscientes de que hay más información de la que pueden asimilar, la discriminan con rapidez atendiendo a lo que consideran relevante. Para ellos, la imagen es superior a la palabra.

3) Nuevas formas de socializar: la computadora ha dejado de ser una refinada máquina de escribir, para convertirse en una herramienta de socialización: chats, mensajerías instantáneas, blogs, comunidades virtuales, etcétera. Son tanto consumidores de información como emisores y fuentes de información en internet.

4) Consumidores influyentes: en consecuencia, esta habilidad para manejar información y crearla, les otorga un poder único como consumidores, ya que pueden castigar a las empresas en sus weblogs, boicotear o hacer popular una marca a través de las redes sociales digitales, de las que son los mayores usuarios.

GENERACIÓN EINSTEIN VS. GENERACIÓN YO. La otra cara de las conclusiones del estudio de Jeroen Boschma e Inez Groen sobre la actual generación de jóvenes y sus valores es la de Jean Twenge, profesora de la Universidad de San Diego, en California. EEUU. En su libro Generación yo los define como "egocéntricos" y narcisistas y destaca los siguientes rasgos:

• Es una generación obsesionada con las redes sociales (Facebook, Twitter o MySpace) y con YouTube, que al permitirle compartir videos, pueden "autopromocionarse muy por encima de lo que nunca permitieron los medios tradicionales".

• El exagerado materialismo de la sociedad, la educación permisiva que recibieron, la atracción por los famosos y por los reality shows, son algunos factores que podrían explicar los rasgos de esta generación.

• Se trata de una generación que infló su yo con frases como "puedes ser cualquier cosa que te propongas"; "cree en ti mismo"; "nunca abandones tus sueños", y que se educó para pensar primero en uno mismo.

• Sin embargo, el marcado contraste entre el mundo real y el mensaje de que cualquier cosa es posible, incrementa en estos chicos la ansiedad y la depresión.

EDUCANDO A EINSTEIN. Por lo general, los profesores se quejan de la actitud de estos chicos, a los que identifican como desinteresados ante el estudio, pero no comprenden que aprenden distinto o el sistema no les permite innovar. Las estrategias de enseñanza que funcionaban para la generación de la era postindustrial (los "baby boomers"), no funcionan con ellos y los docentes necesitan encontrar y poder utilizar nuevas formas para comunicarse.

    Son justamente estos jóvenes y niños los que nos asombran cuando utilizan todos los recursos del teléfono celular. Esta es la gran diferencia por la que muchos, en especial los educadores –al desconocer todas las posibilidades del aparato– no alcanzan a ver cómo a través de la cultura que se genera a partir de ellos pueden ser utilizados en variadas actividades escolares.

    En el 2007, con la presentación del iPhone, se consigue "movilizar internet" uniendo la red con la telefonía móvil. Por esto, ningún servicio del siglo XXI puede olvidar los celulares, y menos aún el educativo. Como hemos visto, en oposición a los argumentos de la corriente apocalíptica, no pocos académicos e investigadores depositan grandes esperanzas en la Generación Einstein, que integran chicos distintos que necesitan con urgencia "otra educación".

    Estos niños y jóvenes, que se caracterizan por realizar simultáneamente varias tareas, desafían a sus docentes, que deben atraer en primer lugar su atención. Para poder lograr esto, el mayor reto que enfrenta la educación está en la ruptura del paradigma tradicional de enseñanza-aprendizaje, y será a través de los docentes quienes deberán convertirse en humildes alumnos y modificar sus competencias profesionales para sintonizar con sus estudiantes.

    Para lograr esto, Dan Tapscott sugiere que el concepto de la educación cambie, de lineal a oportunidades de aprendizaje en hipermedios, de instrucción a construcción y de métodos estandarizados a acercamientos personalizados de aprendizaje. Pero, la GE, además de la calidad de sus docentes, está condicionada a otros factores, entre los cuales uno de los más importante son las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC) y su influencia en las formas de pensar, sentir y hacer las cosas.

    No se trata de meter lo nuevo en lo viejo, o de hacer lo mismo que antes pero con la última tecnología, sino de diseñar nuevos ambientes de aprendizaje, sin perder de vista que las TIC enriquecen las posibilidades de la educación pero no sustituyen las formas tradicionales de aprendizaje.

    Lo nuevo en la educación para los chicos de la GE será la forma en que se usen los recursos para crear situaciones de aprendizaje que promuevan el autoaprendizaje y el desarrollo de su pensamiento crítico y creativo, mediante el trabajo cooperativo y el acceso directo a la información utilizando las TIC.

    Pero, no por ser entusiastas debemos dejar de reconocer que también son la generación de la transformación cognitiva, con enormes dificultades para expresar ideas en forma escrita, erráticos en el conocimiento enciclopédico (lo que compensan recurriendo a los buscadores en línea como el Google) y dominados por el consumo inmediato y de corto alcance.

ESCUELAS 2.0. En España se llama Escuela 2.0 al proyecto de integración de las TIC en las escuelas, que contempla el uso personalizado de una computadora portátil por parte de cada alumno o alumna. El objetivo supone poner en marcha las aulas digitales del siglo XXI, aulas dotadas de infraestructura tecnológica y de conectividad. Pero es importante para América latina, donde lentamente vamos implementando programas similares, qué evaluación hacen los docentes del proyecto luego de varios años de aplicación. 

Visitas
Comentarios
IAB
ComScore