nota
Policiales
  • Hora09:13 Hs.
  • 04/11/2011
DELITOS TECNOLÓGICOS

El bloqueador de GPS que usan piratas del asfalto y que se consigue en la web

Capturaron a un asaltante con el dispositivo que sirve para despistar a policías, tras el robo de un vehículo.


    Con sólo conectarse a la web, abrir la página de Google y escribir "dispositivo para bloquear GPS", cualquier persona de este mundo puede adquirir, después de contactarse con los administradores de las decenas de sitios que aparecen en el buscador y depositar 175 dólares, un aparatito similar a una radio de frecuencia portátil que sirve para inhibir señales satelitales en vehículos que cuentan con este sistema de monitoreo. El ingenio humano llevó a que este bloqueador llegue a manos de la delincuencia, principalmente a los asaltantes que actúan en las rutas: los piratas del asfalto.

    Mendoza no está ajena a esta realidad: el martes, antes de las 15, un camionero de YPF que llevaba 20.000 litros de combustible sobre calle Viamonte, en Luján, fue abordado por una banda organizada que bloqueó su paso con dos autos. La idea era sustraer la importante carga de eurodiésel y no ser atrapados.

    Sin embargo, un par de policías frustró el golpe y un malviviente, que dijo ser nacido en Capital Federal, fue atrapado con este aparato (ver aparte). De inmediato quedó en manos de la Justicia y efectivos de Delitos Tecnológicos, área dependiente de Investigaciones, están esperando que el dispositivo llegue a sus manos para peritarlo. El jefe de Investigaciones, Alejandro Delgado, sostuvo a este diario que es "la primera vez" que se incauta un aparato de estas características en la provincia y que, por este motivo, iban a estudiarlo para conocer su procedencia.

CARACTERÍSTICAS. En páginas web como el www.elbloqueador.com o mercadolibre. com.ar se pueden apreciar estos inhibidores que usa la delincuencia para robar vehículos y despistar a los investigadores. Existen de diversos tamaños y colores, aunque predominan el negro y el dorado. Son promocionados como bloqueadores de Sistema de Posicionamiento Global (GPS) y de celulares de entre cinco y ocho bandas de frecuencia. Son de origen chino y los venden con garantía de 12 meses. Su precio ronda los 175 dólares pero, según el modelo y su poder de bloqueo, puede alcanzar los 700.

    Existen dos formas de uso, una es conectándolo a la cigarrera, y otra de forma inalámbrica (se puede activar desde una distancia de 10 metros). Se acciona y anula la señal que emite el sistema de seguimiento del vehículo. A los pocos segundos de encendido y por un lapso de aproximadamente dos horas –según el tiempo de carga de la batería, que es de entre cinco y siete horas–, el vehículo dejará emitir señal de posicionamiento y está libre de seguimiento, lo que permite a los piratas del asalto robar el rodado y esconderlo para sustraer sus partes o la carga, en el caso de los camiones. En este lapso, la policía "queda de manos cruzadas", sostuvo ayer un efectivo de Investigaciones que tuvo contacto con el aparato.

    Lo cierto es que la presencia del bloqueador de frecuencia ha generado preocupación en la fuerza por el fácil acceso que tienen los asaltantes a una herramienta electrónica que sirve sólo para "generar daño", tal como explicó Delgado a El Sol. Además, no sólo los camioneros que transportan valiosas cargas están en peligro, sino también taxistas y hasta patrullas de la Policía. Eso sí, sus vendedores recomiendan no ser utilizados en "coches caros como BMW o Mercedes Benz, porque no pueden bloquear su sistema, que es más moderno". 

Visitas

Comentarios

IAB
ComScore